boint boint

7 agosto, 2007

Bares y CRM

Filed under: actualidad,consumidores,crm,negocios — bointboint @ 1:10 pm

Asistimos estos días al presunto asesinato de un chico asturiano por parte de uno de los “gorilas” de una discoteca de Tenerife. Antes fueron Wilson Pacheco y algunos otros.

Independientemente del acto en si, brutal e injusto bajo mi punto de vista (no se lo que estaba haciendo Endika, ni que problema tenía en el bar, pero lo que si se es que los porteros de discoteca no son policías ni tienen  autoridad más allá de detener peleas y avisar a la policía, sin agredir a nadie), me propongo aquí hacer una reflexión sobre la necesidad de este tipo de individuos en la puerta de los locales de moda. O más bien, de la actitud de dichos individuos.

En unos tiempos como los que vivimos, en los que el cliente tiene cada vez mayor poder, los bares de moda son los únicos negocios a los que (cada vez menos, esperemos) les permitimos engañarnos (me vienen a la memoria la calidad de las bebidas en muchos bares de copas, en comparación con sus precios) , menospreciarnos (a quién no le han impedido la entrada por “llevar zapatillas”, o le han hecho esperar en una fila manejada a empujones), e incluso, como en el caso fatal de Endika, maltratarnos físicamente.

La abundancia de individuos de escaso nivel cultural, educacional y mental en las puertas de los locales, no hacen sino estropear la imagen de marca de los negocios. Pero la culpa no es suya. Si supieran lo que es la imagen de marca seguramente no estarían en la puerta de un bar. El error es de los gestores de los negocios hosteleros, que permiten este tipo de actitudes. En lugar gestionar adecuadamente la experiencia de cliente, estas compañías parecen estar por encima de ellos, y simplemente no le importa. Debe ser el único sector que aún no conoce la filosofía CRM.  

Carecen por completo de visión a largo plazo, y claro, cuando el local pasa de moda, no son capaces de hacer frente al cambio. Es una deficiencia estratégica de libro.

Anuncios

Blog de WordPress.com.